Legítimamente

Quiero que me veas, que no huyas de mí

Necesito que me reconozcas, sentirte a mi lado.

Me apetece formar parte de tu Vida. Sufro cuando intentas alejarte.

No entiendo los por qués de esa distancia… tu distancia.

Me da rabia que hagas como que no estoy, que trates de camuflarme para que los demás no me vean.

Y aún así trato de entenderte.

Temes que los demás sepan de mí, pero, ¿por qué cuando estamos solo tú y yo sigues negándome? No dejo de plantearme para qué lo haces, ¿qué es lo que buscas?, ¿de verdad te crees que por el simple hecho de que no me hagas caso me iré? Pobre diablo… no voy a soltar tu mano.

Quiero que me sientas como lo que soy, no como lo que te cuentas que yo debería ser. Quiero enseñarte lo que hay en mí, mostrarme, y que tú te descubras también gracias a ello.

No busco nada que no sepa que puedes darme. ERES CAPAZ de hacerlo. Deja de excusarte.

Cuando hablo con las demás, me dicen que sienten lo mismo que yo. Me cuentan que son capaces de sentir cómo tiemblas cada vez que aparecemos en esa Vida tan tuya que quieres pintar de perfecta, sin borrones…

¿Es eso lo que somos para ti?, ¿borrones? Lo mismo la respuesta es que sí, y por eso te emperras tanto en tener cuenta nueva…

Mientras te grito para que me Veas, me ilusiono ante la posibilidad de que algún día me escuches y me mires con Amor, en lugar de soltarme un “cállate, coño” como es habitual. Cuando lo hago, me veo dejando a un lado mis armas de guerra y todas mis cazuelas; esas con las que hago el ruido del que tanto te quejas.

Solo quieres que desaparezca, pero yo necesito tanto, tanto, que me Veas…

Me siento cansada, esa es la verdad, y me da igual que tú lo estés de tenerme tan cerca.

No sé qué más necesitas para darte cuenta de que estoy aquí. A veces incluso siento que nuestros días terminarán sin que me hayas reconocido, y, aún así, yo seguiré aquí, a tu lado, en el mismo sitio en el que siempre he estado.

Me han dicho que crees que, si no me miras, algún día me iré. No puedes estar más equivocado. Te aseguro que me mantendré. Tu indiferencia me hace más fuerte, y también más canalla. No quiero tener motivos para darte lo suficientemente fuerte como para que no te quede más remedio que Verme. No quiero, pero poder… puedo.

Por favor, mírame, atrévete a hacerlo.

Sé que puedo dar miedo, pero no me juzgues por lo primero que encuentras cuando dices que me intentas mirar, eso tan solo las armas que utilizo para hacerme Ver. Son también los escudos con los que me protejo de tu indiferencia, de tu estupidez…

Y necesito tanto que te los saltes, que me despojes de ellos, y que me empieces a Ver…

Sé que no soy yo la única que busca tu Amor. Muy cerquita de mí tengo a varias que opinan como yo, que buscan la forma de que las Veas y que se sienten igual de ignoradas que yo.

No me importa compartirte con tantas como tengas. Tan solo te pido que me Veas.

¿Por qué me tachas de aquello que no soy? De inútil, de hiriente, de todas esas palabras que te alejan de mí y que te acercan a dejar de Verme.

Dime que nunca tuviste la necesidad de prestarme atención… pero hazlo mientras me miras a los ojos, no creo que seas capaz, no mientras me miras…

En el fondo, creo que sabes que estoy aquí para ti, para ayudarte en todo eso que tanto dices que necesitas, para hacerte crecer, para permitir que te Encuentres gracias a todo lo que tengo para mostrarte. Además, quiero que sepas que no me conformo con que lo hagas solo conmigo, te pido que lo hagas con las otras, con todas y cada una de ellas.

¿Sabes algo? Puedo ver en sus ojos la pena al sentirse igual de insignificantes que yo, y también veo cómo les brillan cada vez que te acercas. Eres tú a quien buscamos y eres tú en quien creemos. Nadie más, solo tú. De ti nacemos. En ti moriremos cuando mueras tú.

Me cuentan que hubo muchas a las que les pasó igual que a nosotras. Quisieron que las quisieran, que las Amasen de verdad, pero jamás lo consiguieron. Pasaron su vida esperando, y murieron sin dejar de esperar.

Yo no quiero ser igual que esas, ¡me niego!, no me conformaré con dejarme morir a tu lado. Intentaré cada uno de tus días que vuelvas a mí, conmigo, que me mezcas, que me dejes acurrucarme…

Si es necesario, esperaré hasta el último de tus días. Uno de esos que parezca igual a los demás, pero que tú sabrás distinto y no porque lo sea, sino porque, para ti, lo será. Sabrás que es el último – tu último–  y allí te darás la oportunidad de Vernos. Y yo estaré siempre contigo, esperando, respetando tus ritmos y acompañándote en tu propio Camino. Lo haré si lo necesitas, pero confío en que no lleguemos a ese extremo, Confío en que te des a ti mismo la Oportunidad de hacerlo antes.

Reconóceme y Ámame, te lo pido por favor.

No me alimentes del miedo que te da conocerme, esto tan solo me invita a que me haga más fuerte, a que insista más, a que haga más ruido, a que me enfade contigo, a que pase el susurro al alarido, a que vaya a más…

Creo que mucho de lo que te pasa no es solo por ti. Te dejas llevas por los otros, por los que te cuentan que nosotras no servimos para nada, que acercarte a nosotras solo te llevará al desorden, al caos, a no saber ni dónde estás… ¿cómo pueden saberlo aquellos que no nos conocen?

Yo te aseguro que eso no es así, que cuando nos mires, será como acercarte al mar.

Cuando lo hagas, permítete hacerlo con la fe de que lo conseguirás, deja de creer que no es posible, Eres tú el único que duda. Todas sabemos que eres capaz.

Da el primer paso… acércate al agua y descubre tu reflejo. En ella se encuentra todo lo que te rodea, cualquiera de tus circunstancias, todas las personas que están y todas las que llegarán. Es gracias a todo lo que te rodea que tú muestras lo que muestras. Y gracias a que aflora, tienes la capacidad de observarlo y Aprender-te. El agua de la superficie te mostrará cuanto haya en ti. Tus arrugas, tus defectos y la mejor de tus sonrisas. Lo que esté, podrás verlo. Tan solo tienes que mantener la calma y continuar descubriéndote en tu reflejo. No trates de huir, no sucumbas al primero de tus pensamientos, al no puedo

Hagas lo que hagas, yo siempre estaré ahí.

Después introdúcete en el agua. Yo sé que no tienes nada que temer, nadie puede hacerte daño. Sin embargo, también sé cuánto temes hacerlo. No me importa, si tienes miedo, hazlo con miedo. No me vuelvas a contar esa milonga sobre el miedo que te da el miedo. ¿De verdad te crees que a los demás no les da? Entonces… ¿qué más da? El miedo solo podrá pararte si tú se lo permites. Sumérgete y, una vez lo hayas hecho… respira.

Yo continuaré acompañándote.

Es probable que cuando estés comenzando a bucear sientas cómo te tambaleas entre las olas. No debes preocuparte, es normal. La corriente es necesaria para enseñarte a bucear con la suficiente maestría como para sobreponerte a las idas y a las venidas. Ella te hará fuerte, y gracias a ella, adquirirás la destreza necesaria para moverte entre la marea sin sentirte en peligro, disfrutando de bucear…

… y yo contigo.

Quiero imaginarte haciéndolo, permitiéndote Vivir cada uno de los pasos que tú crees que nos separan. Vuelvo a ilusionarme ante esa posibilidad y espero que algún día llegue a dejar de ser una locura imaginaria. Sé que puedes hacerlo, es más, sé que algún día lo harás, y yo estaré a tu lado de una forma distinta a la de siempre porque ya no me pedirás que me esconda y yo me sentiré reconocida. Por fin…

Me ha gustado esto de escribirte, creo que lo haré más. Puede que, cuando me leas, pienses algo más en mí. O en ellas… lo mismo da.

Ya te he dicho que no voy a ponerme exquisita por ser yo la primera a la que Veas, la primera con la que te atrevas a bucear. No voy a ser yo la protagonista de esta carta, no, vamos a ser todas, lo vamos a hacer a la par. Vamos a volver a unirnos para clamar por nuestra legitimidad. No somos el enemigo, solo buscamos que nos atravieses para alcanzar la mayor de tus fortalezas… la calma serena que se aloja en la profundidad.

Siempre tuya,

Tu Vida Emocional

Legítimamente

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. daniela dice:

    Precioso!!! 💜💞

    Me gusta

  2. Juan Carlos dice:

    Impresionante Gema!!!

    Me gusta

  3. jjlozoyapro@yahoo.es dice:

    Impresionante se que tu sonrisa pertenece a mi mundo quien no te vea no es humano no tiene corazón ,en el jardín de mi vida estas Gema como una hada preciosa Dios te mando para saber que el mundo tiene belleza y salvación gracias millones de gracias por ser ,un abrazo del alma

    Enviado desde mi HTC

    Me gusta

  4. Antonio Prieto Clemente dice:

    Precioso Gema !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s