Jodidamente bonito

Me despedí por vacaciones y dije que volvería a publicar alguna de mis reflexiones en el blog en septiembre del año pasado. No lo hice. Elegí enfocarme en otros menesteres y dirigí una buena parte de mi Atención hacia mí, a mis tiempos. He pasado estos meses haciendo muchas cosas que algún día Compartiré, pero sobre todo ha sido un tiempo de Escucha, Aprendizaje y Silencio y ahora, que así lo siento, arranco de nuevo. Es martes. 22 de enero.

Durante este tiempo sin publicar he echado mucho de menos sentarme delante de un papel o de mi ordenador y volcar sobre sus teclas mis emociones o pensamientos, me he dado cuenta de que escribir me sale por inercia, que es mi forma de situar, de darle estructura a lo que siento. En estos meses me he descubierto escribiendo con la imaginación, creando frases para compartir o incluso párrafos enteros, he visualizado los puntos y las comas, e incluso he pensado en qué tipo de imagen colocaría si de todo eso hubiese sacado un post. Pero todas esas ganas que a ratos me pedían paso se han quedado relegadas a un montón de post-it que me guían hacia un halo de Luz que en algún momento se encendió; a un montón de notas por los rincones de mi escritorio y a algún que otro audio. Y todo eso para no olvidarme de que siempre me pido escribir aunque a veces no saque el hueco para hacerlo (o eso me cuente). El caso es que aquí estoy de nuevo, Sintiendo que ha llegado el momento de retomar, con muchos Aprendizajes hechos en este tiempo, y ganas de Compartir Encuentros y desencuentros, porque de todo ha habido (y espero que siga habiendo) y para mostrar que, independientemente de lo duro o difícil que me haya parecido quitarme velos y sentir lo que he sentido, todo -absolutamente todo- lo que Vivo me Permite Aprender y eso hace que Vivir sea JODIDAMENTE BONITO.

Creo que alguna vez ya he escrito sobre esta terminología que tanto me gusta: “Vivir es jodidamente bonito”. Es una expresión que me refleja partes esenciales para mí: es divertida, es intensa (pero mucho) y es Honesta, desde mi punto de vista refleja a la perfección la ambivalencia (Razón Vs Experiencia Real) que conlleva Sentir la emoción que Sientes cuando te Permites Aprender sobre ti usándola a ella.

Cuando sientes lo que sea y sacas como última consecuencia un “qué jodidamente bonito es sentir esto que siento” es porque el Aprendizaje desde el Amor se ha producido y el dolor que puedas sentir, la rabia, o la tristeza, te han abierto la puerta de Ti.

Sé que no nos suele resultar fácil, pero Sentir lo que Sentimos es sencillo (aparte de inevitable) por el simple hecho de que YA lo Sentimos. Otra cosa es que intentemos anestesiar el dolor que produce negarnos a nosotros mismos y a la emoción que Sentimos, pero siempre tenemos a nuestro alcance la posibilidad de extraer ese Aprendizaje y convertir nuestra particular visión de la Vida en lo que Es: VIDA.

Para hacerlo es imprescindible poner Atención en tu forma de relacionarte con Ella, con la Vida y dejar de ponerte “peros” para Sentir, “peros” para Aprender, “peros” para cambiar, o “peros” para tomar tus propias decisiones. ¿Y cómo se dejan los “peros”? Pues dándoles la bienvenida cada vez que aparezcan porque aparecer, aparecerán, y Gracias a que ellos nacen de ti, de lo que Piensas que “deberías sentir y no sientes” o “deberías hacer y no haces”, tienes la posibilidad de darles tu linda manita y dejarles que te lleven al lugar más Honesto de ti: al que los alimenta desde el miedo, la culpa, la soledad, la necesidad, o la falta de confianza en tu propia valía.

Por eso es tan JODIDAMENTE BONITO que aparezca cualquier cosa que tenga que aparecer, porque así Aprendes de ti y puedes mimarte hasta el higadillo, hasta cualquiera de tus partes feas. Y se hace simplemente así: SINTIENDO LO QUE SIENTES. Instante a instante. Admitiendo que es tu primera vez Viviendo un martes 22 de enero del año 2019. Diciéndote Sí a Ti. Dejándote Sentir, Pensar, y Vivir, sobre todo VIVIR para Vivir(te) a pelo, sin excusas, sin miedo.

Si eres de los locos que hemos sucumbido ante la obviedad de que sabemos mucho menos de lo que nos creemos, de que la Vida entera siempre está por desCubrir, y por esos motivos ya te has rendido y te Dejas Vivir, entenderás perfectamente a lo que me refiero cuando digo que Vivir es una experiencia JODIDAMENTE BONITA…

Y es que hablo de que el hecho de no tener ni puñetera idea de nada no te genera sufrimiento. Hablo de Aceptar cómo se resquebraja por mil partes tu antes férrea línea de pensamiento, que lo que antes te valía y jamás te cuestionabas deja de valerte, y que no paras de darte cuenta y asumir que nadie puede hacerte nada, que tu Vida siempre es un “yo-mi-me-conmigo” aunque te acompañen doscientas veintisiete mil Personas, lo que te lleva a responsabilizarte, sí o sí, de lo que piensas, sientes, dices, y haces. Y Vivir así es acojonante, desde luego que sí, da un vértigo de narices, pero es tan jodidamente bonito ser consciente de ti mism@…

Y es que a veces pasamos por alto que cuando tomamos conciencia de que no sabemos, se nos abre la puerta más grande, la del Aprendizaje Vital, el que va más allá del cognitivo porque lo abraza absolutamente todo sin aferrarse a nada más que a nosotros mismos, el que te ayuda a entender y a fundir con tu latido que nada de lo que tienes en la Vida lo puedes dar por supuesto o merecido, que lo que llega es porque tiene que llegar, y lo que sale de Ella, exactamente igual. Es el tipo de Aprendizaje que te hace mirar a tu alrededor y romperte de Gratitud; mirarte hacia dentro y tan solo sentir Paz, sin más. El Aprendizaje Vital es sincero, abierto, y Honesto, lo que hay es lo que hay, y mirarte así, a corazón abierto, te Permite Aprender(Te) a través de ello. ¿Puede haber algo más potente que eso? Yo creo que no. Porque siento que del Aprendizaje Vital nace el Agradecimiento más puro y sincero. Por Ser. Por estar. Por un día más. Por respirar. Por escribir. Por mirar. Por Ver. Y también por PermitirTe cada uno de tus momentos oscuros, de tristeza, de miedo, o de mucho miedo, los de cagarte Vivo, los de no saber el rumbo, los que te generan culpa porque no te importe no saber, e incluso los de la soledad de Saberte único navegante de un barco llamado mundo con más de 7.500 millones de marineros.

Qué JODIDAMENTE BONITO (y liberador) es ser Honesto…

Durante este tiempo sin publicar me he dado cuenta de que muchas de las veces que he escrito lo he hecho porque había una parte de mí que se obligaba a hacerlo por cumplir con una regla autoimpuesta, la de “voy a publicar todos los domingos” y lo hacía, sí, pero me agotaba tratando de llegar siempre a todo. Sin embargo ahí me mantuve, fustigándome con mi propio látigo, y sabía que no había equilibrio en ello, pero así tuve que Verme para Aprender.

Yo me lo contaba como que era mi rato de desconexión semanal, que al hacerlo le abría a tope la cremallera al corazón para acariciarlo, darle mimitos, sentir que latía a buen ritmo, y escuchar como él hablaba sobre mis días, pero la realidad era que me agotaba por hacerlo a matacaballo. Y aunque es verdad que el hecho de Parar de todos mis quehaceres diarios y sentarme a escribir me ayudó a Aprenderme en muchos momentos, también sentí que dejaba de encontrarle sentido al hecho de “tener que” publicar cada domingo. De esos días recuerdo ratos en los que me sentaba delante del ordenador mosqueada por algo y terminaba llorando emocionada por lo que descubría de mí al cruzar mi enfado, otros en los que mis prisas por terminar se acababan transformando en un cambio de los planes previstos para ese día (muy estructurados y enfocados en el hacer) por otros más Honestos y orientados a Dejarme Sentir, y también otros días (la gran mayoría de ellos) en los que estaba deseando sentarme a escribir para recordarme y Compartir -desde el principio hasta el final de mis líneas- esta sensación de Encuentro con la Vida que Soy y disfrutar de lo Feliz, Coherente, y Valiente que me siento Compartiendo por aquí mis emociones y pensamientos.

Soy de las que cree que la Vida tiene de todo, y tanto si te ofuscas con lo que venga como si no, ella va a entregarte un inmenso abanico de posibilidades. Elegir es cosa tuya. Siempre. Y yo he elegido no aturullarme con los quehaceres de este año (que pintan intensos) y tomar conciencia de cuánto de lo que me cuento como obligación (de toda índole) realmente lo es y cuánto no…  Eso sí, no voy a dejar de hacer cosas, eso no, me he metido en jardines muy bonitos voy a cultivar con mucho Corazón, mimo, y esmero, pero sí que voy a poner mucha Atención en tomar consciencia de mí, de lo que me mueve a la acción, de mis miedos, de mis por qués, de mis para qués, de mis necesidades, y de mis oportunidades de Aprender (cuando me Dejo).

Dejaré que salga de mí todo lo que tenga que salir (y cuando tenga que salir), sin imponerme tiempos, sin necesidad de baluartes, sin sesgarme, sin coartarme, y, a la vez, Permitiéndome abrirle la puerta a todo eso, Aprendiendo de lo que haya, de lo que salga de mis fondos, y es que creo profundamente que cualquier cosa que sienta, de nuevo –y como siempre-, hablará de mí y su único fin será ayudar a que me Aprenda. Porque soy yo quien alimenta lo que pienso, quien le da forma, razón y movimiento, así que, si sale… ¿Por qué no Escuchar(Me)? Fijo que algo tendrá mi emoción para contarme sobre mí y creo que a mí no me queda otra que rendirme ante lo que Soy y abrirle la puerta al Corazón.

¿Que todo esto me suena intenso? Pues sí.

¿Que Confío? Pues también.

¿Que cómo voy a Vivirlo? Como salga. Momento a momento. APRENDIENDO…

¿Conclusión? Pues ni papa. Que iré publicando como cuadre, como Sienta y, sobre todo… sin condición.

#DéjateVivir #PracticaVida

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. maria solano dice:

    Wow Gema…qué bonitas reflexiones. Me encanta comprobar cómo compartir estos procesos puede ayudar a otros en esos momentos que nos sentimos extraños con nuestras propias vidas. Me encuentro en ese momento vital de parar y revisar…y tras leerte esta noche , me dormiré con un profundo suspiro y una cálida sonrisa. Muchas Gracias Bella😍Me encantará leerte cuando toque😉

    Le gusta a 1 persona

    1. Gema Abuin dice:

      Gracias infinitas, María. Qué bonito es Parar, Sentir, y Encontrar lo que siempre ha estado. Gracias por Compartirlo. Un beso grande ❤️

      Me gusta

  2. Félix dice:

    Echaba de menos tus reflexiones. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gema Abuin dice:

      Qué sabor tan dulce… Gracias, Félix!! Un abrazo grande ❤️

      Me gusta

  3. Julian Gonzalez Gomez-platero dice:

    Esperar para leer palabras que mitigan el dolor y que dan alegría, es jodidamente bonito, gracias Gema por tu generosidad.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gema Abuin dice:

      Julián, tus palabras siempre me conmueven. Gracias de Corazón

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s