¡Tan tata chan! Con todos ustedes…

Me habían contado que era una obra preciosa, que merecía la pena pagar el precio que costaba. Y yo me lo creí. Me estuve preparando durante mucho tiempo para cuando llegase el momento de disfrutarla. Me formé para ser capaz de entenderla bien y entre libros y métodos de vieja escuela, de familia o de…

Convirtiendo sueños

Hay veces que no queda más remedio que entregarse a los sueños. En esos momentos lo mejor es dejarse Vivir, ¿para qué intentar interceder y meterse por medio? No es necesario hacer nada concreto, no intentes mediar. Déjate. Abre los ojos. Despierta. Hay una forma de soñar que subyace entre todas y que tiene que…