Antonio

“ … Y solo aquel que, ante la dureza del ego, decida sobreponer la dulzura del Ser, Capitaneará su propia Vida e inspirará a quienes tengan la fortuna de conocerle a levantar la mirada y a cultivar la sonrisa, a caminar entre el miedo con el Amor como premisa, y a disfrutar de cada uno de los instantes que les regale la Vida.”

Antonio, llevo un rato intentando arrancar estas palabras, tratando de encontrar la forma de sacar de mí lo que ya sabes, pero no me está siendo fácil.

Escribiéndote así me siento tan perfectamente pequeña…

¿Sabes? tenías mucha razón cuando hablábamos sobre este blog y me decías que existen muchas formas de leer algo escrito. Lo que se escribe es una cosa y lo que se entiende puede ser otra. Ocurre como cuando hablamos, que a veces no es lo mismo intentar expresar algo que conseguirlo.

Hoy me pregunto si durante el tiempo que hemos Compartido por aquí habré conseguido encontrar las palabras adecuadas para que lo que yo sentía por ti pudieses descubrirlo y, aunque sé que, en el fondo, eso no es posible porque no conozco palabras tan grandes como para que quepa dentro de ellas el Amor en su conjunto, yo lo fui intentando como supe, de a poquitos, buscando las palabras según aparecían las emociones o sensaciones que quería Compartir, intentando…, tratando de…, soltando poco a poco mis filtros y Aprendiendo mucho sobre cómo se hace esto de intentar que te llegase cómo de bonito es lo que Veo cuando te miro. Sé que las palabras que estoy utilizando ya las hemos caminado juntos, pero hoy me relaciono con ellas de una forma distinta porque creo que con tus alas abrazarás por igual la grandeza de su origen y mi precaria forma de traducirlo. Eso me reconforta, Antonio, lo reconozco. Se acabó buscar entre líneas para Sabernos. Vale con cerrar los ojos y respirar.

Antes de ponerme a escribir he cogido la nariz de Payaso que me regalaste, la tengo justo delante de mí. Cuando la miro, una sonrisa se me instala en la cara, parece que me coge con cariño y me lleva entre las nubes hasta el día en el que te conocí recibiendo tu Reconocimiento como Capitán Optimista.

Tu preciosa nariz de Payaso fue la tercera parte de ti que toqué aquel día; creo que esa ha sido siempre una de tus extensiones más bellas y coloridas porque gracias al buen uso que has hecho de ella, te has instalado en miles de corazones. Anterior a tu nariz tuve la suerte de encontrarme con tu mejilla y claro, no me quedó otra que aprovecharla para darte un beso con traducción simultánea: GRACIAS POR INVITAR ASÍ A LA VIDA, pero la parte de ti que me llevó a querer quedarme cerquita para siempre, fue la primera con la que me encontré: tu mirada, porque al cruzarme con ella Sentí que Sabía quien eras sin conocerte. Esa mirada tuya siempre era limpia, de bienvenida a tu mundo, un mundo Mágico en el que cualquier Persona era cordialmente recibida, y yo, aquel día, tuve la inmensa Fortuna de colarme en ella e instalarme por allí. “Hey, hola, Gema, ¡ya has llegado! Bien, prepárate. Ahora toca Aprender…” Y ya sabes que en esas palabras sigo, mi precioso chico Mago, Aprendiendo(Me)

Una de las cosas que quiero decirte por aquí y que todo el mundo sepa es que eres, de lejos, el mejor Capitán que he tenido nunca y mira que he tenido la Fortuna de cruzarme con muchos que me han hecho Aprender, pero de verdad te digo que lo que Aprendo contigo no tiene nada nadita que ver. Está claro, mi querido Capitán, que lo que tú muestras tiene línea directa con el Alma y eso es motivo más que suficiente para ascender te. Pasarás de Capitán Optimista a Capitán General de todos los Ejércitos del Optimismo. Ea, pues ya está, ascendido. Próximamente tu nombramiento aparecerá en el BOO (Boletín Oficial del Optimismo)

Ya sabes que a veces se me va la pinza y hago o digo moñadas… Ahora, mientras me salía esta, pensaba en algo: ¿te imaginas que realmente existiese el Boletín Oficial del Optimismo y en él apareciese el nombre de todos los Optimistas? Molaría mucho saber cuántos de ellos fueron inspirados por ti en cuanto a Humanidad y a Optimismo se refiere. Yo creo que serían muchos, pero muchos, muchos, porque tu forma de Vivir, Antonio, ha sido un gran ejemplo de Humanidad y de Amor para todo el mundo. Una buena muestra de ello es que, en el momento en el que escribo esto, hay ya recogidas casi 25.000 firmas para que el Hospital Universitario de Albacete pase a llamarse Hospital Universitario Antonio Cepillo Boluda ¿Te das cuenta de la cantidad de gente que te Agradece que la Vida te pusiese en su Camino? Yo creo que sí, y que ahora incluso lo percibes de quienes nunca te lo dijeron.

¿Sabes? Muchos días pienso en la chica que habló contigo después de que dieses una de tus charlas en el Hospital Sant Joan de Déu. Su madre se acercó a mí mientras tú hablabas y me dijo que su hija quería conocerte. Para ella era muy importante hablar contigo, pero no se atrevía a hacerlo, así que su madre decidió allanarle el camino. Yo le dije que sí, que por supuesto, que por favor lo hiciese, porque sabía que podía ser bueno para ella, sí, pero que a ti también te iba a encantar ofrecer un poco de Luz a una estudiante que en aquel momento no sabía muy bien qué paso dar para dedicar su Vida al Arte de Curar. Cuando terminó la Jornada te presenté a su madre y ella te presentó a su hija. Tan solo escuché el principio de vuestra conversación pero, al alejarme, la estela que dejábais me seguía. La chica había pasado por un cáncer complicado hacía unos años y eso le había llevado a querer ayudar a las Personas a sanar, pero estaba en un momento en el que le costaba elegir y quería acercarse a quien para ella era un ejemplo a seguir, un referente de Salud y de Vida, un gran Capitán Optimista. Fue precioso sentir vuestra conexión. Yo ahora no recuerdo la cara de esta chica, pero tengo la sensación de que, si algún día tengo la Fortuna de que la Vida me la ponga delante, podré ver en ella la Luz de las palabras que le regalaste aquel día. ¿Y sabes, Antonio? yo creo que ella se acercó a ti porque estaba dispuesta a conectar con su propia Luz pero no Sabía cómo hacerlo y por eso la Vida os cruzó, porque os Sabía Vida a los dos, érais Vidas dispuestas a ser Vividas. Por ese motivo ella quiso charlar contigo, por eso creasteis ese Encuentro de Almas aun sin daros cuenta de su más íntimo sentido, y es que ella intuía su Luz pero no sabía encenderla y decidió Confiar en su Capacidad para brillar al Verla en ti. Tú la invitaste a que se colocase la chistera y a desplegar toda su Magia.

En el fondo creo que eso es lo que siempre has hecho, Antonio, invitar a mirar siendo tú ejemplo de lo que promovías. A eso lo hemos llamado Humanizar, pero podríamos traducirlo como el Arte de poner el Corazón encima de cada mesa que Compartamos con otro Ser Humano, ¿no? porque, si nuestro Corazón no está aquí para estar dispuesto a Amar, entonces, ¿para qué lo queremos?, ¿para guardarlo bajo siete llaves que lo protejan?, ¿ y para protegerlo de qué?, ¿de sentir lo que sentimos?, ¿de Ser quienes Somos?, ¿de relacionarnos?, ¿de Vivir?, ¿de qué narices buscamos protegernos tanto como para no querer Ver nada, aun a sabiendas de que ese “nada” nos incluye a nosotros mismos?

Estas preguntas nacen al escribirte y Dejar que, entre las palabras, se cuelen mis oleajes. No sé si algún día llegará hasta mí la respuesta que las calle, pero me mola que se me pongan delante porque, a la vez que salen, me doy cuenta de que una parte de mí no necesita que mis dudas sean resueltas y eso, en parte, te lo debo a ti porque contigo Aprendí que, cuando las preguntas buscan respuestas de fuera, uno solito se niega la posibilidad de responderlas.

Voy a ir finalizando estas líneas, mi precioso chico Mago, pero antes déjame que te cuente algo que, aunque puede que ya lo sepas, a mí me ha hecho tanta ilusión, que necesito darte las Gracias por haberlo hecho posible. Por fin he conocido a Fanta, Antonio, a la gran Fanta. Lary se encargó de que cogiese un tren hasta Albacete para despedirte y yo tuve la Fortuna de descubrir la belleza y la Luz de otra de tus Personas-Sonrisa. Me encantaba verte resplandecer cuando hablabas sobre la historia que os unió y conocerla ha sido como acercarme un poquito más a tu Vida. Gracias a ti he descubierto a muchas Personas Bonitas…

Tienes una Familia tan auténtica y tan linda… hay tanta Fuerza y tanta Luz en ellos que es fácil Saber que todos sois fruto del mismo cultivo aunque aparentemente se os vea distintos. A todos ellos también les doy las Gracias porque para ti, decir “mi Familia” era sinónimo de Amor sin condición, de arropo y de sonrisas.

En tu despedida fueron muchas las Almas que hablaban de ti y de lo que significas para ellos. A la salida de la iglesia tuve la suerte de conocer a alguno más de tus queridos Guachis, al amigo al que casaste, y a tu amiga Esther entre otros muchos “querientes” tuyos. Fue muy reconfortante para mí encontrarme con Personas importantes en tu Vida. Junto a todos ellos tus tres Supernenis te lloramos pero, ¿sabes? las lágrimas eran mezcla de dolor, por dejar de verte aquí, y de una profunda Gratitud por el Regalazo que nos hizo la Vida al conocerte.

Hasta siempre, chico Mago. Volveremos a Encontrarnos.

Segunda estrella a la derecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s