Las Alas de David

  – ¿Puedo abrazarte? Se lo pregunté porque necesitaba acercarme a lo que sus ojos y su forma de pintar me invitaban a mirar. Observaba sus manos y le imaginaba creando el cuadro que media horita antes me enamoró… eligiendo sus colores y texturas, combinándolas entre sí y haciendo que aquella mariposa imaginaria desplegase sus…

Juan Carlos

  Cierro los ojos… Acaba de confirmarme el diagnóstico. Fijamos la fecha para operarme. Hablamos de riesgos. De medidas cautelares. De tratamientos. Los abro. Vuelvo a cerrarlos… Está a mi lado. No lleva corbata. Ahora viste pijama y bata. Me mira, y por la forma en la que entrecierra los ojos intuyo que sonríe tras…

Respeto lo que Decidas

Hace un par de días me enteré de que te vas y he sentido la necesidad de escribirte. Creo que es una forma de explorar lo que siento, de jugar a que te lo cuento, de desnudar esa parte de mí que te llora y de permitir que aflore esa otra que Acepta y Respeta serenamente…

Un día con Ellos

–          ¿Me puedo quedar? –          ¡Claro! Mirad, chicos, ella es Gema… Así empezó un ratito de esos que rompen partes de ti, que te hacen sentir. Por los que te toca convencer a las lágrimas para que no salgan. De los que llegan al Ser en su forma más básica y natural, sin remilgos, sin…

Pablo

“SER DE LUZ”, así le define Francisco, su padre, y creo que somos miles de personas las que aseveramos esta definición. Sé que muchos de los que leéis el blog habréis oído hablar de él, pero me gustaría dejaros algunos datos para que, quien no los conozca, se pueda hacer una idea de la historia…

Ángel

Fin de la jornada de trabajo y vuelta a casa. Ya ha caído la noche y camino hacia el coche. Las nubes acarician una luna cercana, casi tangible. Huele a lluvia y avanzo disfrutando de la calma que me regala un silencio roto solo al caminar. Parece una noche como otra cualquiera, pero soy consciente…

María

María ha sido para mí uno de esos grandes regalos que la vida te pone delante para que te creas aquello de que se puede sonreír siempre, sean cuales sean las circunstancias. Tuve la suerte de conocerla en el curso de acceso a la universidad. Charlé por primera vez con ella el segundo o tercer…

Lorenzo

    Lorenzo es capaz de darte los buenos días sin decir ni una sola palabra. Nada más entrar a su zapatería de toda la vida te recibe con una sonrisa, tan sincera, que consigue que la tuya brote con la misma naturalidad. Me encontré con su zapatería por casualidad cuando iba de camino a…